La frecuencia 13:20, y el Calendario de las 13 Lunas.

El Sicronario Maya es una forma de sincronizarse al flujo universal del tiempo, como ya dije en el post anterior. Para los antiguos Mayas que eran una civilizacion muy matemática, el tiempo es algo que se expresa cíclicamente en forma de esperiral, a diferencia de nosotros que vemos al tiempo de una forma puramente lineal, pensando en un pasado, en un presente y un futuro.
El año Maya comienza el 26 de julio de cada año y se extiende hasta el 24 de julio del próximo año gregoriano. Éste año se divide en 13 lunas o “meses” de 28 días cada uno. Ustedes pensarán: Queda un dia libre…. Así el 25 de julio es llamado el “Día fuera del tiempo”, donde se dedica al festejo de fin de un ciclo y comienzo de otro nuevo, y ese día se deja espacio para la recreación del Ser y para el Arte. Entonces, para hacerlo más gráfico 13 lunas X 28 días= 364 días + 1 día libre fuera de tiempo.
De esta forma comenzamos a sincronizarnos a un orden lunar armónico, donde cada luna tiene la misma cantidad de días, en comparación al año gregoriano que tiene meses discronicos de 28,30 y 31 días, generando a nivel inconsciente desequilibrios en los ciclos naturales del hombre.
Ahora expliquemos un poco de la frecuencia 13:20 y la frecuencia 12:60. Cada luna tiene Tonos galácticos que intencionan el trabajo de cada mes. Así podemos explicar las frecuencias en base a estos tonos galácticos y su significado. El número 12 en el Calendario representa para los Mayas el dar y el cooperar con el Otro, y el 6 es un número asociado al mundo material. La frecuencia 12:60 decía José Argüelles (decodificador de los glifos Mayas contemporaneo), hace alusión a los 12 meses del año gregoriano y a los 60 minutos que componen cada hora del día, interpretandolo como la frecuencia de dar nuestro tiempo a cambio de dinero, es una frecuencia del “tener” generadora de desequilibrio y materialismo.
En cambio, la frecuencia 13:20, donde “el tiempo es arte”, es una frecuencia que mueve al espíritu, es la frecuencia del tiempo en espiral. El número 13 para los Mayas representa la trascendencia, yendo un paso más allá del dar y el tener, con el número 13 nosotros Somos, trascendemos. El 13 es un número sagrado, 13 son los tonos galácticos que intencionan las 13 lunas del año, el giro completo al Sol la Tierra lo da junto a 13 giros de la Luna alrededor de ella. El 20 hace referencia a los Sellos Solares, que son frecuencias solares precisadas por los Mayas, es decir, rayos emitidos del centro de la Galaxia y transmitidos a nosotras y esta Tierra por nuestro padre Sol. Entonces, así como los tonos galácticos expresan los giros lunares, los sellos solares expresan los rayos emitidos por el sol. Podemos decir que la frecuencia 13:20 es una forma de equilibrar y sincronizarnos a las energías femenina (luna) y masculina (sol).
Así estos sellos dispuestos en 20 filas y los tonos ubicados en 13 columnas conforman una matriz sagrada del tiempo denominada Tzolkin, el Calendario Sagrado de los Mayas, del cuál explicaré mejor en el próximo post para no aburrirlos.

Por Aldana Bazzoli.

Anúncios